lunes, 16 de marzo de 2009

Ausencia.

Llevo varios días perdida, no ha sido por falta de deseos, pero el tiempo no me lo ha permitido y compromisos de trabajo han exigido cierta premura, hoy apenas si puedo estar frente al ordenador del cansancio pero estaré fuera por dos semanas y no quería irme sin dejar constancia de ello, voy a visitar a mis abuelos.
Muy al contrario de otras oportunidades en que hago estos viajes no estoy alegre, no son unas vacaciones de placer, voy en lo que debe ser la despedida de mi abuela, es penoso el pensarlo, pero de nada sirve el engaño ante lo inevitable,
lo peor es hacerlo sin que mis hijas lo perciban y que a la vez hagan de este viaje algo especial, no es sólo uno más de sus gustados viajes a Oriente...
Espero poder disfrutar de mi estancia allá y que la tristeza no ensombrezca estos días, a inicios de abril estaré de vuelta

5 comentarios:

Joselu dijo...

Hasta pronto, amiga. Que tus intuiciones en este caso no se cumplan. Un fuerte abrazo que recibirás cuando vuelvas.

María José dijo...

Estaré aca, como siempre.....
Toda mi fuerza y cariño.

María José

helena bicova dijo...

Me gusta tu blog. Es increible como ha pasado el tiempo... Saludos.

helena bicova dijo...

Me gusta tu blog. Es increible como ha pasado el tiempo... Saludos.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Gracias a todos..
Joselu: no renuncio a la esperanza, en especial porque es el nombre de mi abuela, aunque a veces pueda parecer absurda, un abrazo.

María José, Es bueno saberte ahí, no te pierdas cariños a toda la familia...

Helena: un gusto tenerte aquí, mucho más que te haya agradado mi blog, ha pasado tanto tiempo que ni siquiera podemos decir éramos tan jóvenes, apenas unas niñas, divino regalo la memoria, un abrazo de bienvenida...