viernes, 2 de noviembre de 2007

YoCuba: Hablemos de sexo

Por Yolanda Molina Pérez

El derecho femenino al conocimiento, exploración y práctica del sexo, con la plenitud de las posibilidades del cuerpo y la mente, es el llamado de la chilena Lily Lara desde su Cuaderno Tabú; Bitácora de lo Prohibido, ella lo describe así: "habla de las distintas etapas del sexo, masturbación, zonas erógenas, coito, sexo oral y anal y otros temas relacionados al sexo. Estos textos son un compilado de información de distintos sexólogos en internet, realicé un estudio de cada uno de estos temas porque el vocabulario que utilizan los científicos son muy confusos, por eso elegí los que utilizaban un lenguaje más cotidiano, más "cercano", sin tantos tecnicismos, porque mi objetivo es que la mujer al leer entienda todo sin tener que recurrir al diccionario".El cuaderno incluye 11 ilustraciones de la propia autora que es diseñadora gráfica y las acompaña de frases célebres de figuras del mundo del cine, la literatura en fin que el sexo nos es común a todos más allá de las creencias, la cultura, la raza, clase social o cualquier otra categoría en la que se quiera clasificar a los humanos, sobre las razones para hacer este cuaderno Lily argumenta:"pienso que la sociedad tanto aquí en Chile como en muchos otros países subestiman a la mujer. Es increíble que aún la encasillen sólo al rol de dueña de casa, es cierto que muchas eligieron "ser dueñas de casa" por opción propia y creo que serlo es admirable, deberían recibir un sueldo porque es un trabajo de 24 hrs, no acaba nunca"."Poseemos una sociedad y mercado machista, como soy diseñadora, siempre estoy pendiente de los productos nuevos que salen para la mujer, me dí cuenta que no salen de los esquemas desde hace demasiado tiempo, cremas, maquillajes, ropa, perfumes, es siempre lo mismo, yo tengo 33 años, soy madre soltera y vivo con mi familia, mi inclinación en el diseño siempre ha sido la parte editorial, como revistas, libros; empecé a averiguar qué había para la mujer en esa amplia área que es la literatura, no me sorprendí mucho, la verdad es que esperaba encontrarme con lo que ya había visto años atrás, libros de yoga, pilates, vida sana, esoterismo, novelas, pero qué aburrido, pensaba ¡¿nada nuevo en todo estos años?!"."Continué mi búsqueda pero partiendo desde lo que soy, una mujer. Un día entré a una librería y pregunté por libros de sexo, el tipo se puso color tomate y me derivó a una mujer, ella también se puso nerviosa y de pasadita me lanzó una mirada (porque yo estaba con mi hijo de 2 años) quizás pensando "ahí va la mujer depravada". Me dejó sola diciéndome esto es todo lo que hay, yo sola frente a una montaña de libros con más de millones de páginas, abrí unos cuantos y eran palabras, palabras y más párrafos llenos de más palabras, cero ilustraciones, pero qué cosa más aburrida!!, en la parte de agendas para la mujer, estaban la agenda para la ejecutiva, para la mujer que lleva una vida sana, para la dueña de casa, para la adolescente ... Llegué a mi casa y en cosa de minutos nació Cuaderno Tabú, Bitácora de lo Prohibido".Sobre la singularidad del título nos explica:"simple, porque no tiene fecha de vencimiento, no expira, un cuaderno lo puedes tener años, una agenda termina cuando acaba el año y se va a la basura, un cuaderno le das el uso que quieras, de notas, de diario de vida, pasa a convertirse en una especie de cómplice de uno y lo usas el tiempo que desees"."La mujer desea saber, quiere informarse pero no se atreve, el nombre "Cuaderno Tabú, Bitácora de lo Prohibido" te desliga automáticamente de ser "condenada" o "apuntada por el dedo índice castigador", en la portada no dice SEXO sólo "Cuaderno Tabú, Bitácora de lo Prohibido" para muchos puede significar otra cosa pero la mujer sabe que se trata de sexo, por una cosa de instinto y lo podrá sacar tranquilamente. Mi propósito es, convertir el sexo en tema coloquial, como quien habla "de última película que viste" o "qué opinas de la economía actual del país", quiero que el sexo deje ser cosa sólo de hombres, quiero que nosotras empecemos de a poco a querernos, explorarnos, a exigir también "buen sexo" porque queremos sexo, disfrutar, somos multiorgásmicas tema que ignoran los hombres, están cansados? aburridos?, no saben dónde se encuentra nuestro Punto G porque no nos han dedicado tiempo".Lily se confiesa preocupada por la marginación femenina, no sólo en latinoamérica, sino que a su juicio en otras sociedades también es un mal enraizado, desde su motivación y esfuerzo personal, trata de ofrecer una puerta más para la emancipación femenina, desde el disfrute de su propio cuerpo.