domingo, 18 de mayo de 2008

Hogar, dulce hogar...

Si Lassie volvió al hogar ¿cómo iba yo a extraviar el camino?, estoy de vuelta, feliz, nostálgica, exhausta y un montón de cosas aún por hacer, pero entre ellas una será ser más constante con esta blog, que fue una de las cosas que más extrañé en mis vacaciones, tengo comentarios por responder, post por publicar, pero hoy no puedo más, después de 13 horas de viaje por carretera acompañada por dos niñas, apenas si veo el teclado.

2 comentarios:

Animal de Fondo dijo...

Creo que hice una vez de un tirón Holguín-La Habana; más corto y sin niñas pequeñas. Y fíjate que lo extraño cantidad; no sé qué haría por volver a poder hacerlo. Estoy seguro de que cuando lo hice alguna vez saqué los brazos por la ventanilla desesperado por el calor. Pero lo he olvidado. Y sin embargo no puedo olvidar las guayabas que me comí en la ochovía, el queso, el mamey, hasta los guanajos que andaba vendiendo la gente; esos "rapiditos" cubanos que estaban a uno o dos kilómetros de los rapiditos de los turistas...
Qué nostalgia, Yolanda, creo que todavía me sé de memoria unos huecos gigantescos que hubo y desaparecieron; estaban en el sentido hacia oriente; y si no te los sabías, te quedabas sin carro, casi.
En fin, descansa y cuéntanos todo, kilómetro a kilómetro.
Un abrazo.

María José dijo...

Amiga, ya estoy devuelta....te enviare un correo explicándote todo......gracias por tus palabras.....y que grato es volver a leerte.

Un Abrazo gigante

María José