domingo, 5 de octubre de 2008

Barbados, un seis de octubre

La infancia ofrece desde la brevedad de la inocencia, un velo opaco para los recuerdos que quedan fuera de espacio y tiempo, los hechos de Barbados no forman parte de mi memoria personal, y sin embargo se inscriben entre las cosas abstractas, a las cuales aprendemos a denominar pero que no alcanzamos a discernir con nuestro entendimiento, “El crimen de Barbados”, era algo que suscitaba mucho interés en casa, especialmente en mami, que terminaba llorando o con una blasfemia.
Tardé en entender las razones de conductas tan dispares, las lágrimas eran auténtica congoja de madre que no soportaba la pena de otras ante la magnitud y la sorpresa del quebranto. Queja de vientre fecundo irradiando vergüenza ante el desmán de la muerte: por una mejilla corre la humedad del dolor y por la otra sangra la imposibilidad del resarcimiento ínfimo que ofrecería la justicia.
Luis Posada Carriles y camarilla nunca se menciona en sus labios sin un recordatorio perjuro a sus ascendientes, lee con avidez anécdotas, historias y noticias sobre la escabrosa e insuficiente expiación de culpa, no puedo citar aquí sus propuestas de condena, so riesgo de que este blog sea tachado de incitar a conductas sádicas, pero aunque haya cosas “innombrables”, eso no impide la múltiple confluencia de criterios de aceptación. Sólo que le buen tino sugiere encauzar la ira demoníaca de la crueldad hacia un frenesí indetenible de búsqueda de justicia.
Barbados, no es solo una fecha horrenda llena de crueldad y dolor, ni siquiera es la rabia ante la impunidad de los asesinos, Barbados es tanto rostro lleno de angustia, un pueblo dolido, ofuscación por el ensañamiento de la muerte, Barbados es vida trunca y 73 es solo un número, global y absurdo, que ignora los nombre, las fotografías familiares, los sueños personales, ahí no caben las risas, las esperanzas, todas extraviadas en el mar. Barbados es duelo y compromiso de hacer camino a la verdad, a un futuro donde asesinos y terroristas no queden impunes.