martes, 20 de enero de 2009

La esperanza del tabaco.


Una de las imágenes más frecuentes al recorrer los campos pinareños son las vegas cultivadas de tabaco, de esa hoja que aquí alcanza un esplendor que ha hecho merecer a esta tierra el calificativo de ser la mejor productora de ella en el mundo.
Esta imagen la tomó hace dos días Daniel Mitjáns, fotógrafo del periódico Guerrillero en el cual laboro, trabajábamos en el municipio Consolación del Sur, visitando cooperativas agropecuarias para las cuales ha sido posible un proceso vertiginoso de recuperación tras el paso de los huracanes, gracias a la prontitud con que la Empresa Estatal de Seguro Nacional ofreció las indemnizaciones.
No pocas dudas existieron con respecto a la campaña tabacalera 2008-2009 al ver los daños sufridos por las infraestructuras tabacaleras, especialmente las casas de cura que fueron arrasadas, sólo en este municipio 1800 fueron devastadas y muchas de ellas aún se edifican, pero otras ya acogen la hoja y empiezan a colgar los cujes con su habitual sombra, mientras las ensartadoras desafían a cualquier avezada costurera y cosen a punta de aguja una hoja con otra para formar esos hermosos mazos.
Ese campo en el cual se cosechaba ya, me ofreció una imagen que disfruto, especialmente en una mañana invernal, donde en mi labor de periodista iba sumando buenas noticias, esas que se erigen sobre números, probabilidades y saldos, pero sólo posibles por la esperanza y la voluntad de los hombres que no se tomaron más que el tiempo imprescindible para el lamento, porque la premura estaba en el trabajo.
Son hombres y mujeres que en la sencillez de su vida campestre no se reconocen a sí mismos la heroicidad que late en sus actos, porque para ellos la cotidianidad no tiene la grandeza de lo trascendental, y son sin embargo dignos de tales calificativos, porque vencer la adversidad, sobreponer el interés colectivo al personal, merece la distinción del coraje.
Dijo Silvio hace muchos años "venga la esperanza, pase por aquí,(...) verde, roja o negra, pero con amor", y el amor que profesan a ese verde esperanzador, también se quedó en mí, como algo maravilloso que creo es digno de compartir.

6 comentarios:

Joselu dijo...

Hago mío tu reflexión sobre los hombres que no se quedaron en el lamento, y que día a día laboran por mejorar el mundo, en los campos, en las aulas, en las fábricas, en la prensa, pese a lo difícil de tarea. Bien por las buenas noticias de la recuperación del campo cubano. Saludos.

María José dijo...

Mi querida amiga, ya estoy de vuelta, así que ahora tendremos un contacto fluido nuevamente.

Un beso y gracias por tan bellos post que haces mostrando y dando a conocer Cuba.

Un abrazo y un beso.

María José

Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu, creo que el impacto más negativo que dejó en Cuba la crisis de los años 90, fue que al devaluarse en extremo la moneda nacional, y los salarios no representar casi nada en relación con los precios elevados y la carestía que alcanzó la vida, la gente perdió el apego al trabajo, la situación hoy ha mejorado, muy lejos de lo que se necesita pero las nuevas políticas salariales que se implementan van en la dirección correcta, una economía no se salva en unas cuantas horas, días o meses, es un proceso largo y los pasos a dar son muchos y no se puede apresurar la marcha, pero poco a poco los cubanos vamos sintiendo que el trabajo tiene su razón de ser, los valores perdidos tampoco se recuperan por obra y gracia de un discurso, así que según los salarios vayan respondiendo a nuestras necesidades, serán más los que sientan la urgencia de insertarse y hacerlo dando el máximo de sí, me reconforta mucho encontrar a personas orgullosas de lo que hacen, no por vanidad, sino por satisfacción personal y complacencia de la utilidad de su aporte, espero que cada día sean más, eso acortaría en mucho el tiempo de recuperación no sólo después de los ciclones, sino de los años en que retrocedimos y fue preciso volver a empezar,
saludos...

Yolanda Molina Pérez dijo...

María José un gusto enorme tenerte de nuevo en la red, seguiremos en contecto, bienvenida y recibe mis parabienes con el mejor deseo del mundo de que ya estés completamente recuperada, un abrazo con cariño desde Cuba

Roberto Suarez dijo...

Hola un saludo y muy bueno tu blog espero que visites el mio, besos desde ciudad habana, cuba

Yolanda Molina Pérez dijo...

Roberto en tu blog de fotografía haces gala del valor de la imagen, gracias por el elogio que te devuelvo con gusto, saludos