domingo, 28 de junio de 2009

¿De capa caída o decapitada?

Los hechos acontecidos en la madrugada de este domingo en Honduras significan una lamentable vuelta atrás en el panorama político latinoamericano,no hay razón alguna para el golpe de estado, un presidente electo constitucionalmente debe abandonar su cargo sólo por decisión popular, que no es el caso, las imágenes y las versiones de los hechos que hasta este momento circulan por la red y otros medios de prensa confirman la brutalidad grotesca con la cual está operando la cúpula militar.
Embajadores de otras naciones entre ellos el cubano han sido también víctimas de secuestro y violencia, la OEA se ha pronunciado condenatoriamente contra el golpe y varios presidentes del área de manera independiente han expresado su repulsa por hechos de tal naturaleza.
Es rica la historia del continente en sucesos como estos, y resulta vergonzoso que en pleno siglo XXI aún no se logre el entendimiento y el respeto a las mayorías, golpes de estado, dictaduras militares, estados de sitios, parecían destinados a estudios históricos, pero no a debate de realidad cotidiana.
Esperemos que se imponga el raciocinio, el respeto por las legislaciones nacionales e internacionales, que no haya derramamientos de sangre y que la señora Democracia, sólo tenga una jornada de capa caída, sería penoso conocer su decapitación.