viernes, 19 de marzo de 2010

Cuba en la mirilla.


Para Joselu, porque pregunta lo que muchos quieren saber.


"Estoy muy preocupado por la situación en tu país. En la prensa aparecen noticias terribles sobre huelguistas de hambre que mueren y luego son acusados de delincuentes comunes, veo imágenes de las damas de blanco que son reprimidas por la policía o acosadas por grupos que las insultan. ¿Crees de verdad que estás recibiendo una información libre sobre lo que está pasando en tu propio país? Me recuerda tanto al final del franquismo que yo viví. También tenía sus fieles inquebrantables. Pero el mundo evoluciona. Y Cuba no tiene por qué se pobre. Tiene un potencial enorme, pero no puede haber un lenguaje que hable de traidores, contrarrevolucionaarios, gusanos, mercenarios a sueldo de Miami. Me gustaría que participaras en la encuesta que he colgado en mi blog. Cuba está perdiendo el tren del futuro, y no tiene por qué seguir siendo pobre ni abundante en jineteras. Te lo digo con todo el cariño del mundo. Espero que podamos abrir un diálogo. Un fuerte abrazo."

Responder a tu comentario no es algo que se pueda hacer en apenas unas cuantas palabras, así que nuevamente te dedico un post para ofrecerte mi punto de vista sobre la situación interna en Cuba.
No imaginas cuánto me preocupa la posición política internacional con respecto a estos eventos, pues no sería la primera vez que algún estado o un grupo de ellos se autotitulan "gendarmes de la democracia" y bajo ese escudo, se atribuyen el poder para intervenir en cualquier país y llevar en misiles, destrucción y muerte su ponderada "democracia".
La presión internacional no es un elemento nuevo en la realidad cubana, politizada en exceso como te he dicho en otras ocasiones, después de 50 años de bloqueo y un diferendo de igual edad nada debía de asombrarnos, pero la unipolaridad tiene sus excesos y ahora estamos en un pico.
No conocía nada de Orlando Zapata hasta su fallecimiento, pero si no fuese cierto todo su historial delictivo como preso común puedes estar seguro que se hubiesen apresurado en desmentir a las fuentes nacionales, ese sólo hecho es probatorio, de que realmente fue culpable de todos los cargos por los cuales fue procesado y enjuiciado, lamentablemente no es el único que después de estar tras las rejas, por otras razones, encuentra en la disidencia un asidero que podría hasta servirle para abandonar el país, pues los "presos políticos" tienen un trato preferencial para emigrar dado por la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en Cuba.
Aquí se ofreció un amplio reportaje donde la madre aparece agradeciendo las atenciones médicas para su hijo, incluso estaba disponible un riñón para un trasplante ¿cuántas buenas personas en el mundo con una hoja de conducta ciudadana intachable mueren por insuficiencia renal al año?. Ya sea por falta de recursos o por la imposibilidad de encontrar un donante compatible.
A mi juicio Zapata no debe haber sido un hombre muy inteligente, como parece serlo Fariñas, que armó todo un espectáculo y ahora permanece hospitalizado, con la suficiente energía para ofrecer declaraciones a la prensa, cuestionar la posición de otros gobiernos con respecto a la Revolución, pero nada ha vuelto decir de su disposición para incluirse como "mártir" de la disidencia... parece ser que Zapata fue lo que aquí solemos definir como carne de cañón.
En cuanto a los términos con los cuales se trata peyorativamente a la disidencia, sólo se les puede responsabilizar a ellos mismos, pues el pago desde los Estados Unidos, les resta toda credibilidad posible, ya una vez referí que justamente ese dinero de por medio es lo que me hace dudar de si realmente tienen un pensamiento político, es lamentable admitir que una remesa de 50 dólares te permite vivir más holgadamente que cualquier salario de profesional en Cuba, pero es así y aquí está la esencia de los problemas internos en la isla, la situación económica.
Si te dijera que no existe descontento popular mentiría, existe pero se sustenta en las carencias que hemos tenido que soportar por un tiempo muy prolongado y aquí si creo que no se pueden seguir postergando los necesarios cambios, en mi opinión hay que dejar un mayor espacio para la iniciativa particular, sin renunciar a la propiedad estatal sobre las grandes empresas, los recursos naturales y todos aquellos bienes que por su cuantía y peso en al vida de la nación deban de ser manejados centralizadamente, los mecanismos económicos actualmente vigentes son un verdadero lastre para la operatividad en la base de la infraestructura productiva, pero también es entendible que un país con pocos recursos y estrategias sociales equitativas debe concentrar sus riquezas, tal vez estas medidas si se hubiesen implementado una década atrás a mayor escala social y no tímidamente como se hizo, hoy sería otra la realidad cubana.
Me hablas sobre el libre acceso a la información, tener acceso a internet, me permite comparar, y te puedo asegurar que creo que como nunca antes la prensa nacional ha estado abierta, sobre la omisión de los disidentes en el diapasón informativo nacional, siempre se esgrime la excusa de no darles el espacio que otros hechos merecen, a la larga esto ha lastrado duramente la credebilidad de los medios nacionales, pero no voy a extenderme sobre el tema porque el periodista Fernando Ravsberg hizo un análisis sobre el tema en su blog Cartas desde Cuba de la BBC, que me parece es bastante explícito.También te recomiendo la entrada que aparece bajo el título El suicidio como arma política.
Como periodista te puedo asegurar que legislativamente nos asisten todos los derechos y libertades pero en la práctica no se ejecuta como deberíamos y aquí no sólo voy a responsabilizar a funcionarios y dirigentes, pues creo en una frase de George Orwell y que ahora cito de memoria que dice que la libertad de prensa se limita más por la cobardía intelectual que por la eficiencia de los censores.
He escrito sobre temas que más de uno me ha tildado de loca y hoy por hoy se leen cosas en los periódicos nacionales y se ven reportajes en los noticiarios que hacen asumir los nuevos tiempos de la prensa en el país.
Ni por asomo intentaría negarte que estamos permeados de triunfalismo y apología, que algunos creen que ser revolucionario es asentir, sin cuestionar, pero esa no es la verdadera posición que se espera de las personas que a la larga debemos sustentar este proyecto político y social, fieles inquebrantables a una dictadura, la del pueblo. No a figuras, slogans o consignas, no al miedo o la represión.
Las Damas de Blanco se insertan en el grupo de los pagados, casualmente hace unos pocos días conseguí una copia del documental que realizara hace unos años Oliver Stone, donde entrevista a una de estas señoras y contesta que vive de lo que le mandan de los Estados Unidos, porque su esposo era corresponsal del Nuevo Herald y aunque ahora no escribía seguía recibiendo su pago ¿?
Las cárceles cubanas, como las del resto del mundo están diseñadas para hacer que los reos sientan el rigor de la privación de libertad, y no me parece que una celda con cocina, teléfono y televisor personal sea justamente la idea de un penal.
Tienen acceso a teléfonos públicos, a televisores en espacios colectivos y un sistema de reeducación que les permite salir hasta graduados universitarios al concluir su sanción y creéme cuando te digo que sobre esto hablo con conocimiento de causa.
Comparto tu criterio que no tenemos por qué seguir siendo pobres, se necesitan soluciones económicas a tono con los nuevos tiempos,mejores salarios, un enfrentamiento más abierto y desprejuiciado a la corrupción, más espacio para el desarrollo de las iniciativas individuales que se reviertan en mejoras del nivel de vida, pero tampoco somos tan pobres como otros creen y sobre el tema hemos hablado en otras ocasiones.
Menos paternalismo, más eficiencia y eficacia, menos igualitarismo que oportunidades tenemos todos y quien no las aproveche no tenemos por qué tratarlos como minusválidos y ofrecerles dádivas para sumarlos.
Por otra parte algunas informaciones que no acaparan titulares hablan de presos que mueren en cárceles en Francia, los mismos integrantes de ETA, cada país se arroga el derecho de establecer sus leyes y sobre la base de las mismas juzgar a quienes las infrijan, si una mujer es apedreada por ser infiel en algunos sitios del Medio Oriente ¿por qué no hay cuestionamientos como los actuales a nuestra realidad?
Cuba es un tema con el que todos se sienten libres de opinar y ofrecer soluciones, "pobrecitos esos inútiles que tienen que ser defendidos por nosotros", hemos dado pruebas de poder cuidarnos solos, un poco de tranquilidad y respeto nos vendría bien para hacerlo mejor.
Espero satisfacer tus inquietudes, o al menos dejar claro mi punto de vista, me gusta el diálogo y sin dudas ya está abierto, hablar de Cuba es una de las cosas que más me apasiona, así que será un gusto seguir haciéndolo.
Un abrazo con el cariño de siempre.
PD: sigo leyendo tu blog pero no logro dejar comentarios, siempre me aparece ese "hermoso" cartel de blogger donde me dice que no ha podido procesar mi petición, después de una larga parrafada que se pierde en el ciber espacio, me desanimo.

48 comentarios:

Joselu dijo...

No quiero intervenir hasta que surjan otros comentarios. Creo que sería monopolizar tu espacio, pero quiero que sepas que te he leído atentamente.

Un cordial saludo.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu, un diálogo necesita al menos dos voces, y no monopolizarías mi espacio, dejé claro que lo ofrecía con gusto.
Agradezco tu delicadeza por preguntar, pues hay muchos que se hacen juicios sobre Cuba, sin intentar acercarse a la barrera para mirar, al menos tú tratas de obtener otra visión, la compartas o no, realmente no es lo más significativo, si a algo estamos acostumbrados los cubanos es a la no comprensión de nuestra realidad.
Esperemos que haya otros criterios, aunque esta blog no es tan popular como la tuya y no lo digo con ánimo de incrementar tu narcisismo...jaja...
me encantó tu respuesta a esa acusación.
Un abrazo

Joselu dijo...

Esta noche pasada me dormí pensando sobre la respuesta a tu post. Esperaba que alguien hubiera intervenido en un tema ciertamente apasionante. Me he levantado temprano y me pongo a contestarte.

Sobre el caso de Orlando Zapata, dices que no habías oído nada de él hasta prácticamente su muerte. Sin embargo, sostienes que era un delincuente común pero no citas cuáles eran sus delitos. ¿Qué había hecho para estar condenado a treinta años? ¿No había sido su resistencia y su disidencia las que habían ido agravando las penas de cárcel? Ves en él motivos bastardos, como el querer emigrar a Estados Unidos. ¿Acaso no es un derecho universal el de poder desplazarse libremente a donde uno quiera y tenga el visado o pasaporte en regla? El hecho supuesto de haber querido emigrar ¿le resta valor moral a sus demandas? ¿No puedes reconocer dignidad política y personal a su resistencia? ¿Qué pasaría si por encima de tus sospechas no concretadas de su vileza hubiera motivaciones profundas y éticas de disidencia respecto a un régimen que no ha convocado nunca elecciones libres con opciones diferenciadas y con libertad de expresión? ¿Acaso no es razonable y éticamente justificable la disidencia respecto al status político de la isla? ¿Siempre se le han de achacar elementos sospechosos y viles, que lo emparentan con la financiación yanqui?

¿Por qué no es un derecho elemental el de poder emigrar?

¿Qué pasa con esos centenares de miles de cubanos que se lanzaron al mar huyendo de Cuba? ¿No son cubanos? ¿Son gusanos por el hecho de que quisieran una vida en otras circunstancias?

¿No es Cuba también la que os mira desde Miami? ¿No es Cuba también Gloria Stefan o el fallecido Reinaldo Arenas? ¿El hecho de no estar de acuerdo con un régimen que aplasta la disidencia política es motivo para ser difamado?

Alegas también motivos espurios a esas inofensivas damas de blanco que salen con camisetas blancas a manifestarse por la calles de La Habana? ¿Es tan grave? ¿No defienden la libertad de presos políticos que existen en las cárceles cubanas? Sostienes que una recibe remesas económicas de Miami. Puede ser que una reciba algún giro desde Miami, como centenares de miles de cubanos que tienen familiares al otro lado y que sobreviven gracias a que pueden recibir esas ayudas. ¿Acaso eso desprestigia las razones políticas y humanas que les alientan? ¿No puedes reconocer en el opositor también motivaciones dignas, no mercenarias?

Sé del acoso que ha sufrido el régimen castrista. Durante parte de su historia se benefició de la ayuda soviética, de modo que también recibió ayuda del exterior. Eso se acabó con la caída de los comunismos en Europa ante la euforia e indiferencia de sus ciudadanos que vieron ese periodo como absolutamente ominoso. Nadie que vivió el comunismo en Hungría, en Chequia, Eslovaquia, en Lituania, Estonia, Rumanía, Bulgaria, Albania... querrían de ninguna manera retornar a ello. Nos reprochan a los europeos del oeste que los abandonáramos bajo bota soviética. Todos entienden ahora que una democracia se basa en la libertad de opinión, en la separación de poderes, en la organización de partidos que concurren libremente a unas elecciones.

También podría decirte que esto tiene limitaciones y que vivir en una democracia no impide ser manipulado y controlado. Por ejemplo, los bancos son los que tienen el dominio real de la sociedad, los partidos políticos, los jueces, la prensa...dependen de ellos. La propaganda difunde modelos de vida que alientan el consumismo, la apatía, el conformismo, la banalidad...

Joselu dijo...

En ese sentido pienso que el modelo revolucionario cubano tiene una fuerte moral de resistencia frente a la decadencia y conformismo de una sociedad capitalista. Cuando te leo, veo en ti una revolucionaria que alienta tímidas reformas en la organización económica que no rocen lo fundamental que es la socialización de los principales medios de producción. Entiendo tus convicciones ideológicas. Pero también me doy cuenta de que a una buena parte de la sociedad cubana no encuentra motivos de estímulo personal en ese sistema cerrado, que impide el crecimiento y el enriquecimiento por la libre empresa. El comunismo también produce apatía, comodidad en vivir con lo indispensable y no aspirar a más, no fomenta el deseo de muchos de crecer, de invertir y convertirse en razonable clase media, clase que le falta a Cuba puesto que la que existe está en Florida.

¿Sería impensable un día en que ambas orillas del Caribe llegaran a reconciliarse? ¿Qué se consiguiera un país en que pudiera incluirse a todos sin distinción de tendencias políticas ni condenas por ser de un pensamiento u otro?

¿Es posible ser un disidente frente a un sistema que tiene un líder irremplazable que no ha cedido el poder en cincuenta años? (Franco estuvo cuarenta y nosotros ya tuvimos bastante, demasiado). Y cuando cede el poder (es un decir) se lo pasa a su hermano, nada menos que a su hermano.

Pongamos un lapso de diez años. Fidel Castro habrá muerto y Raúl también estará ya demasiado envejecido si vive. ¿Qué pasará entonces?

O Cuba inicia un proceso de reformas iniciado por un reformista de dentro del régimen para llevar a la isla a un modelo democrático (es lo que pasó en España) o Cuba se hundirá definitivamente en la irrelevancia, en la pobreza. El modelo revolucionario que existe ahora no sobrevivirá a la familia Castro.

No es algo malvado que la gente de fuera quiera intervenir para pensar el modelo de Cuba. Fíjate que en la encuesta de mi blog, de los medio centenar que han votado, sólo hay dos a los que sea indiferente el futuro de Cuba. ¿Es algo malo que no nos resulte indiferente y que queramos algo bueno para la isla? A nosotros, en nuestra guerra Civil, también nos ayudaron miles y miles de voluntarios brigadistas internacionales que lucharon para defender a la República. Es normal que el mundo se implique emocionalmente y políticamente en lo que pasa en otros países. Todos estamos enlazados. Lo que pasa en Cuba o en Birmania o en Haití es asunto mío, igual que lo que pasa en cualquier frontera del mundo. Los países han de evolucionar por su propia dinámica pero ello no excluye que se pueda intervenir desde el exteriro en ellos mediante ideas, solidaridad, apoyo... Cuba es una isla pero eso no quiere decir que esté desconectada del mundo a menos que lo que se pretenda es vivir "aislado" del exterior.

No obstante, reconozco que me gustaría conocer Cuba antes del cambio que inevitablemente llegará. En muchos sentidos he sentido simpatía por esa Cuba revolucionaria y la épica que implcia de la resistencia del pequeño frente al coloso americano. Mi corazón está dividido, pero también me doy cuenta de que la historia avanzará implacablemente y mostrará también las limitaciones y carencias de ese modelo, rico en épica pero que condena a esa potente isla a la pobreza.

Todo dicho, reitero, con enorme cariño, hacia ti y hacia esa isla que a todos los españoles seguimos considerando como emocionalmente ligada a nuestros sentimientos. Nada relativo a Cuba nos es indiferente.

Un fuerte abrazo.

Lola dijo...

Yolanda, me da horror esta conversación. Os leo pero no opino porque no se si esto es contraproducente para tí.
Es un debate apasionante pero me gustaría que fuera cara a cara.
Joselu dice cosas muy interesantes y que comparto pero adoro al pueblo cubano y a ti te tengo un montón de cariño. Yo he votado en la encuesta de Joselu porque me interesa el tema y al final lo que deseo es que tengais la vida que vosotros elijais con libertad.
Un abrazo querida. Lola

Iris dijo...

Hola, Yolanda, amiga. Ayer leí tu post y me quedé pensando en lo que escribiste. Me pareció excelente, sobre todo porque comparto punto por punto lo que escribes. Como cubana, le agradezco a Joselu por preguntar. Así nos ayuda a explicar y a entender las cosas que suceden en este pedacito del Caribe y que a veces cobra una atención que nosostros mismos no nos explicamos. Un abrazo. Iris

Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu, tu comentario me hace recordar un método que algunos profesores usan para estimular sus estudiantes, acá le llamamos guías y son extensos cuestionarios en los cuales se recoge todo el contenido a evaluar, te confieso que jamás soporté usarlas y muchos menos disponerme a responderlas, así que esta mañana de domingo me entró pereza al pensar en sentarme a escribir, más cuando es el único día en que tenemos determinadas rutinas domésticas, que disfruto y ese tiempo hubiese tendido a desajustar la casa, así que ahora en las primeras horas de la noche, me siento a repasar tu cuestionario y tratar de exponer mis puntos de vista.
Pero antes quiero decirle a Lola, que no hay motivo para el horror intercambiar ideas desde posiciones de razonamientos, nunca ha dado un saldo negativo, máxime cuando lo hago porque presupongo que Joselu lo hace desde posiciones de respeto y entendimiento, no es mi ánimo, ni mi intención modificarle su modo de pensar, y no creo que pretenda él socavar el mío. La realidad cubana necesita ser vivida para poder comprenderla, y como he dicho otras veces creo en la Revolución como proyecto político y social al cual le veo muchas ventajas desde el punto de vista de preservación de equidades e igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, pero nunca he dejado de mantener la necesidad de perfeccionarla, de zafar lastre que nos detiene y dar pasos que nos acerquen a un futuro mucho más promisorio, ese que no tiene por qué estar por llegar, sino que se haga conscientemente desde el presente.
Joselu: no sostuve nada con respecto a Zapata, partí de confesar mi previa ignorancia, lo único que hice fue analizar los hechos, y que al no existir el mentís de las declaraciones hechas aquí, asumo la carencia de elementos probatorios.
No descubro nada al decirte que el socialismo es un sistema totalitario, en consonancia son las leyes y la constitución del país, la actividad disidente y acción contraria a la Revolución están tipificadas como delitos, sobre este punto reconocer que cada quien elige la manera de protegerse que se le antoje y la historia recoge los numerosos atentados, agresiones militares y actos terroristas facturados por los opositores a la Revolución, son miles las víctimas inocentes a causa de estos desmanes.
No entendiste lo que quise decir con respecto a su intención de ir a los Estados Unidos, no cuestioné ese interés, sino el camino, no hay nadie en esta isla que pueda decir que no se ha distanciado de un amigo, un familiar, una pareja, un hijo, como parte de esta migración y no hay una barrera infranqueable, y sí, la mayoría manda remesas a sus familias como ayuda e incluso único sostén económico, porque aquí unos cuantos viven sin trabajar gracias a ese dinero, eso es algo que nadie cuestiona.
Otra cosa muy diferente es que para hablar mal de tu gobierno y protestar contra él tengan que pagarte, haces bien en calificar a las Damas de Blanco de inofensivas, fíjate si su poder de convocatoria es pobre, que el pago a cada “Dama de apoyo” es de 25 cuc por cada día, una colega que dio cobertura informativa comentaba como cuando ven la prensa extranjera se tiran al piso, cuestionadas sus palabras por la violencia que se percibe en las fotos difundidas en la red atestiguó que se cargaron y trasladaron, pero de una secuencia de fotos alguna descontextualizada puede parecer lo que no es y aquí digo lo que alguien dijo, porque no estaba en La Habana, ni fui testigo presencial de nada, pero hasta los medios más hostiles contra Cuba han publicado fotos de las damas desfilando resguardadas por fuerzas policiales para aislarlas de los contra manifestantes que todos afuera aseguran son agentes de la policía, pero eso mismo dicen cuando millones de cubanos han colmado las calles con desfiles u actos de carácter político.

Yolanda Molina Pérez dijo...

El financiamiento yanqui, está más que probado, y eso sí envilece su accionar político, los convierte iso facto en mercenarios, puedo y de hecho reconozco el derecho de cualquier persona a tener una militancia ética en desacuerdo con la Revolución, te lo he dicho antes lo que no me parece moral es la contratación.
Hablas del derecho a emigrar esa es una de las arbitrariedades que hemos ido postergando indefinidamente su solución, y aquí volvemos a un tema que ya abordé en el post, es el interés en Cuba, más allá de lo prudente, ¿no están los millones de hambrientos del mundo asistidos del derecho universal de acceso a la comida, o qué pasa con los niños que mueren de enfermedades curables, de los qué mueren de SIDA sin asistencia médica, de las mujeres que fallecen al dar a luz? ¿Crees que ante sus realidades se preocuparían por emigrar o por tener un mínimo de servicios primarios garantizados?
Refieres la participación de internacionalista en la Guerra Civil Española, en Cuba también hubo internacionalismo desde la gesta mambisa, en la Sierra y hasta hoy día, pero eran los cubanos en su mayoría los que luchaban por el derecho a la Libertad a escoger su destino, ahora los disidentes no suman ninguna apabullante mayoría, aunque ellos reclamen la atención y la ingerencia extranjera, sería bueno que todo ese primer mundo tan preocupado por la democracia en Cuba presionara con igual fuerza para entregar el 0,7 que le deben por compromiso de palabra al tercer mundo, o que se pusieran de acuerdo en estrategias encaminadas a proteger el medio ambiente y salvar el planeta de este atroz desgaste.
¿Los países ex socialistas de Europa les reclaman que les hayan permitido estar bajo la bota rusa? Pero aquí el socialismo no llegó en tanques soviéticos, se implantó a partir de lucha popular y gestada internamente por la secuencia de hechos desde enero del 59 hasta abril del 61.
En cuanto a la reconciliación de las dos orillas, ese un sueño acariciado por millones de cubanos, y soy de las que abogo porque todos estén donde estén los nacidos en esta isla tiene derecho a ser acogidos por el mismo gentilicio, hace falta un diálogo desde posiciones de respeto, pero te reitero el ciudadano promedio le interesa más su situación económica que la política.
En cuanto a la continuidad política del pensamiento de Fidel, conquistó un liderazgo indiscutible y bajo esa égida rigió el destino del país, respaldado por un cariño popular y un arraigo en un pueblo que se vanagloria de haberlo tenido, errores cometemos todos y él en su condición de
humano no está exento de ellos, las reformas que dices esperas, no parecen ser las que se están haciendo y las que queremos los de aquí, de las cuales ya hablé en el post y no pido tímidos cambios económicos, pido adecuarnos a los tiempos actuales, pero si la democracia que ustedes quieren para nosotros es la de niños en la calle, la de ancianos sin seguro social, la de educación y salud privadas, la de la inseguridad del desempleo, la de la ley del sálvese quien pueda, ¿podrías hacerme el favor de no incluirme entre los favorecidos?

Yolanda Molina Pérez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu, espero que entiendas un poco mejor que las personas que vivimos en Cuba no somos esa masa de oprimidos y carentes de individualidades que pintan, tenemos lados oscuros, como todos, pero satanizarnos se ha convertido en un deporte popular, tal vez lo incluyan en las próximas olimpiadas, realmente me gustaría conocer otros criterios, especialemnte esperaba que Francisco se sumara al debate, por conocernos a fondo a los cubanos y por su condición de extranjero, me hubiese gustado contar con su parecer.
un abrazo, como siempre.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Iris puedes sumarte si quieres con tus razones, será un placer oirte desde aquí... Un abrazo para ustedes y besos a las niñas.

Animal de Fondo dijo...

Muchísimas gracias por vuestra invitación. Estoy absolutamente de acuerdo con todas y cada una de las afirmaciones de Yolanda. Por cierto, me ha dado mucha alegría leerte, Yolanda. Espero que no te siente mal si te digo que después del exilio te veo más madura en la expresión de tu pensamiento. Siempre pensaste bien, pero ahora te expresas mejor, en mi opinión, ya que lo haces más sosegadamente. Así que, por esa parte, felicidades. No hay mal que por bien no venga.
Y al mismo tiempo, con el cariño verdadero que siento por ti, no puedo estar más en desacuerdo con tus opiniones, Joselu. Sin que tú puedas comprenderlo, me parecen de una frivolidad grande, ya que intentas, con la mejor intención, hablar de algo que no solamente no comprendes, sino que no rozas la posibilidad de comprenderlo. No quiere esto decir que yo me sienta por encima ni mucho menos, pero desde luego el esfuerzo que hice por comprender a Cuba te diré que no fue menor que el de una carrera universitaria. A pesar de eso, se me escapan muchas cosas, pero al menos puedo darme cuenta de ello.
Entonces lo que ocurre con este tema es como si unas personas que manejan el sistema métrico decimal se pusieran a juzgar otro sistema que en vez de base 10 tuviera de base 7, por ejemplo. Y cuando los cubanos dicen 6+1=10, enseguida todos los demás piensan que es evidente que 6+1=7 y lo ven tan inconmoviblemente que al que ha dicho 6+1=10 lo ven como un ignorante incomprensible, sin darse cuenta de que son ellos los que no se enteran.
Yo ni lamento ni dejo de lamentar que sea así. Es la realidad. ¿Se puede comprender algo de Cuba sin visitarla? Yo creo que no. Se puede comprender algo de Cuba, aunque se visite, sin conocer su tradición? Creo que tampoco. Cada cubano lleva dentro del alma muchas improntas, dejadas por la labor de docenas de hombres. Sin conocer el sacrificio vital de José de la Luz, los testimonios de Martí, el grito de Céspedes, las influencias de Varela, el pensamiento de Fidel, incluso diría los escritos de Cintio Vitier, se ignora casi todo de lo que conforma la actitud y el pensamiento vitales de un cubano. Cubano que no importa, en cambio, que no haya leído todo esto porque lo tiene incorporado ya en su sangre.
Se intenta a menudo explicar todo esto de un modo más directo, sin referencias históricas, tratando de apelar a la intuición del que dialoga para que comprenda. Perdonadme el pesimismo, pero me parece imposible.
Y se pone tanta atención sobre el acné de Cuba dejando de lado los tumores verdaderos de tantos países, porque Cuba es la única amenaza real. La bondad, la solidaridad y el pensamiento libre son más temibles que el plutonio enriquecido.
Un cordial saludo a todos.

Joselu dijo...

Un placer leerte y conversar contigo. Espero que Francisco también participe, e Iris, y todos los que deseen intercambiar ideas. Un cordial saludo.

Joselu dijo...

Francisco, tu escrito me hace ver que tú estás deslumbrado, como Azorín, por la literatura. Yo también, es cierto. Conviertes la realidad de Cuba en una secuencia literaria. Como el que hubiera viajado a la antigua URSS en los años treinta y hubiera vuelto fascinado por la realidad soviética con antecedentes tan brillantes como Gogol, Tolstoi, Gorki... También la revolución de octubre estuvo basada en la fuerza del pueblo. Esto parece cierto. Sin embargo, tras la muerte de Lenin, aquello se convirtió en el gulag que todos conocemos. Hoy se hablaba en la prensa de los seis millones de ucranianos que murieron por la hambruna que provocó Stalin. Hubo numerosos intelectuales que viajaron a la URSS y volvieron maravillados. Les habían mostrado la auténtica URSS. Sin embargo, André Gide viajó allí (además homosexual) y fue agasajado pero fue más allá de los discursos y los halagos y percibió algo sospechoso, algo ominoso. Y lo dijo. No te quiero contar los denuestos y ataques que recibió como reaccionario, frívolo, traidor, etc. Arthur Koestler también comunista convencido en un primer momento conoció la Rusia de Stalin y lo denunció.

Cuba es una literaria sociedad donde la cuarta parte de la población ha huido porque no quiere vivir tanta épica. Y han huido a partir de los años setenta todos los que han podido. Si pudieran ahora, Cuba se quedaría prácticamente vacía y huirían a la sede del enemigo máximo, el mayor capitalista del mundo.

He conocido a exiliados cubanos y he leído a Zoe Valdes, cubana, que denuncia el clima de delación que existe en Cuba. Todo el mundo debe tener cuidado de hablar según con quién, porque puede ser peligroso, muy peligroso.

No sé qué hubiera dicho José Martí sobre ello, pero no creo que hubiera alabado que alguien se perpetuara en el poder cincuenta años y designara como sucesor a su hermano. Tengo en mucho la inteligencia de José Martí para pensar que hubiera agachado la cabeza y se hubiera sometido.

Ernesto Che Guevara tuvo la fortuna de morir en Bolivia y de salir de Cuba, porque si hubiera seguido allí probablemente se hubiera convertido en una alternativa a Fidel, y eso hubiera sido enormemente peligroso para él, que se hubiera convertido en contrarrevolucionario, traidor, gusano... Es mejor tenerlo como inofensivo en el santoral.

Franco y Castro tuvieron excelentes relaciones. Supongo que lo sabéis. Tenían bastantes motivos para entenderse y no sólo por sus orígenes gallegos.

¿Vivirías utilizando el libre pensamiento, Francisco, en Cuba? Mucho me temo que allí eres un adicto, callas o tienes que huir.

No obstante, reconozco nuevamente que mi corazón está dividido entre la admiración a este pequeño país que ha logrado doblegar a su lado al mayor coloso capitalista del mundo y el reconocimiento de la realidad. Me duele profundamente, porque querría pensar que la revolución se ha respetado, pero en el fondo pienso que se ha traicionado y hace mucho. No puede haber revolución con delación y falta de libertad.

Un cordial saludo a todos. Supongo que la claridad de la expresión, matizada por la pasión y el respeto, no será obstáculo para seguir hablando. No quiero irme al blog de Yoani en el que nadie escucha.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu como haces una alusiòn directa al comentario de Francisco, esperarè a que èl responda, para despuès darte mi opiniòn sobre algunos de lso elementos que abordas y yo tambièn espero que podamos continuar el diàlogo.
Un abrazo

Animal de Fondo dijo...

Bueno, con respecto a si me gustaría vivir en Cuba, contestaré que indudablemente sí, no solamente me gustaría, sino que es nuestra mayor carencia emocional, la de mi mujer y la mía. Claro, me gustaría vivir en una Cuba socialista; para el capitalismo, aquí ya me desenvuelvo bien. Entrar en por qué vivo en España es largo y complejo de explicar, pero no sabes cómo lamento no haber podido conjugar la vida familiar de modo que mis hijos, al menos, se educaran allí. Si ha sido un error no hacerlo, no lo sé, pero tuve que contrapesar el que se educaran en la libertad frente a que convivieran conmigo y pensé que en el mundo actual es tal vez más conveniente tener al padre cerca. Ya digo que dudo mucho si no será una decisión equivocada. Muchas veces me temo que sí.
Saludos cordiales

Joselu dijo...

Francisco, admito que también tengo un enorme deseo de conocer la Cuba revolucionaria y seguro que me encantaría hablar con revolucionarios convencidos, estar en los lugares donde luchó Ernesto Che Guevara... Pero también me gustaría hablar con Yoani y compartir junto a Yolanda una velada de plática serena y razonada. Y si hubiera una botella de ron, pues no iría mal.

Un abrazo a los dos.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu supongo que no entiendas las razones de Francisco, pero alguien a quien quiero mucho y me unen dos décadas de amistad, vive actualmente en España con tres hijos y una vida holgada, sin embargo ahora se debate en los trámites para volver a residir en Cuba.
Según sus propias palabras llega un momento en que te das cuenta de qué es lo realmente importante, una vez le dije que sino le preocupa que sus hijos después de estar adaptados a aquel modo de vida hicieran rechazo a las posibles carencias que tuviese que enfrentar aquí pero ella dice que ellos prefieren a Cuba, que cuando visita su natal Tunas ellos se sienten como en casa, que nunca algo esencial les ha hecho falta.
Por otra parte Joselu aunque el especialista en literatura eres tú, Zoe Valdés no es lo más adecuado para conocer a los escritores contemporáneos, la realidad cubana no es cuestionada desde el discurso artístico sólo ahora pues en la década del 80 ya hubo textos como Las Iniciales de la Tierra de Jesús Díaz, o El árbol de la Vida de Lisandro Otero en los 90, Habanecer de Luis Manuel García y sólo cito algunos de los primeros títulos en romper con lo que hasta ese momento se llamaba el realismo socialista.
Las vanguardias artísticas existen dentro de nuestro contexto y hay varios representantes en los distintos géneros, Silvio Rodríguez por ejemplo es un poeta que funde generaciones en sus textos y no lo hace desde el cómodo butacón de al aprobación, pero hoy artistas como los integrantes del dúo pop Buena Fe, los populares Orishas o el trovador humorista Frank Delgado también hacen en sus propuestas cuestionamientos a la realidad cubana.
Hablas de Martí y me imagino que siél hubiese tenido una larga vida tampoco hubiese podido renunciar a permanecer muchos años como jefe de esta nación, su liderazgo indiscutible y su compromiso con la patria así se lo hubiesen exigido. Al margen de que considero su muerte como uno de los hechos definitorios en la historia nacional, pues supo ver en Estados Unidos una amenaza antes de que muchos la percibieran, sobre este tema podríamos dialogar extensamente perola brevedad de una de sus frases evitará que nos extendamos y explica por sí sola muchos de los cuestionamientos hechos a la Revolución, expresando la esencia de este proceso: “Es preferible el bien de muchos a la opulencia de pocos”
Joselu me sorprende que consideres la muerte del Che como una fortuna, y que lo consideres una cómoda figura en un santoral, su presencia en Cuba probablemente nos habría evitado muchos errores.
Tu cuestionamiento a la existencia del pluripartidismo, la entiendo, pero dentro de un mismo partido hay representantes de todos los sectores sociales y en cuanto a nuestro sistema eleccionario puedes encontrar explicaciones minuciosas en varios sitios así que no me detengo en el tema.
Este pueblo, machista y latino se sentiría muy ofendido si supiera que lo reduces a una masa de cabizbajos que se dejan someter, es el valor uno de los pilares de la identidad nacional y créeme en Cuba la gente opina más de lo que cualquiera puede imaginar, y no sólo a nivel de calle y comentarios de ocasión sino por debates promovidos por la dirección del país para conocer desde la base el criterio de la población, millones de planteamientos se procesan por los equipos de investigación del pueblo y para nosotros los periodistas resulta una eficaz arma de trabajo en busca de nuevas direcciones para enfocar nuestro trabajo de acuerdo a los requerimientos de mayor interés por la sociedad.
Usas una y otra vez el término de gusanos, en lo personal no me gusta, y creo que una de las páginas vergonzosas de nuestra historia lo constituye lo que se conoce como la apertura del puerto del Mariel, cuando los que decidieron irse fueron vejados y humillados por tomar esa decisión.

Yolanda Molina Pérez dijo...

No creas que este país se quedaría vacío si todos tuviesen la posibilidad de irse, al menos te puedo asegurar que yo estaría aquí, con mis hijas en mi regazo, recostada sobre el hombro de mi esposo y convencida de que no seríamos la única familia dispuesta a hacerlo.
Mientras medie el respeto, la pasión sólo enriquecerá el diálogo, y como Nomo, sabré escuchar, que me dan espanto los hombres grises. Y también apruebo la botella de ron.
Otro abrazo.

Joselu dijo...

Vuelvo e intento seguir el diálogo, que me encanta. Si hay algo que me gusta en intercambiar ideas con alguien que piensa diferente a mí. Un abrazo.

Joselu dijo...

Dicen que André Breton y Vladimir Ilich Lenin jugaban al ajedrez en Zurich antes de la revolución de octubre. La maravilla de la disensión es que dos personas o varias que piensan distinto pueden compartir una botella de ron. Así me siento yo, afortunado en poder hablar contigo y con Francisco. Suelo ser una persona que ve como razonables las circunstancias opuestas de una situación. En los debates, suelo entender a las dos partes. Me alegro de que este diálogo se pueda llevar a cabo con libertad. Algún día en un viaje hipotético me gustaría conocerte a ti y a tu esposo y a tus hijas. Nada me haría tan feliz que compartir dicha botella de ron charlando amistosamente. Mis hijas tan integradas en tantos sentidos necesitarían una dosis de Cuba para entender el mundo. No me importaría vivir un tiempo en la Cuba revolucionaria. Eso sí, con conexión a internet. Un fuerte abrazo, Yolanda.

En Vida Real dijo...

Hola Yolanda, felicidades por estar de vuelta. Leo tus post y sí comento esto: Viva Cubita bella. Afuera de la Isla el tema de Cuba se ha convertido hasta en un negocio. Si un cubano se larga en balsa pa donde sea, es un notición. Si un haitiano hace lo mismo, esa historia no vende, si un panameño se va a vivir a Colombia porque le pica los eggss...eso no vende, no sirve. Así que estoy con mi gente cubana de la Isla y pa trás, ni pa cogel impulso caballero...Todo futuro tiene que ser mejor...ya lo verás...

Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu sería un placer enorme como antes te he dicho que concretaras un viaje a Cuba, interlocutores no te van a faltar, que a eso no hay quién nos gane.
Un abrazo

Yolanda Molina Pérez dijo...

Vida real, aprecio tus valoraciones especialmente porque nos conoces a fondo, es bueno saberte por aquí.

El Admirador dijo...

Yolanda, te descubrí cuando te habías despedido, tuve tiempo para leer mientras no estabas hasta El Pecado de Pablo, que fue lo último que hallé, me sorprendió bastante saber que estás en Cuba, casada y con dos hijas, no pensé que ese esquema era tu futuro.
No acostumbro a comentar en las bitácoras y esta identidad la hice solo para esta vez, te conozco de la Universidad no te digo mi nombre porque pienso no me recuerdes, no fuimos amigos, tú y tus amigos eran la élite intelectual y del swing, yo no les llegaba, pero lo único que me importaba de ese grupo eras tú, te recuerdo especialmente con una falda blanca MUY CORTA y una blusa roja de óvalos blancos, tenis y gorra de igual color, el pelo te lo sujetabas con la misma gorra en una cola de caballo y mientras llamaban la atención de todos bajando las escalinatas, yo caminaba atrás al menos para oírlas hablar,no sabes las de cosas que escuché...
Lo he pensado mucho pero las cosas que dijiste en esta polémica con JOSELU me han hecho pensar en todos los cubanos que decidimos que irnos era lo más fácil y no nos quedamos como pones en otros trabajos a poner el hombro, a tratar de arreglar las cosas y no a criticar y a irnos porque era lo más fácil, no tienes un discurso vacío, eso es imposible con tu inteligencia y admiro que hagas de tu vida algo útil de lo que puedes estar orgullosa, casi todos tus amigos están fuera de Cuba y tú allí aunque nunca nadie te callara cuando decidías criticar y no creo que nadie te calle.
leí que te quejas de tu gordura, con el perdón de tu esposo, si sigues teniendo la misma sonrisa no necesitas otro encanto.
Mil amores de un admirador que siente verguenza de ser quien es.

Joselu dijo...

El Admirador, tu mensaje me ha resultado algo misterioso y no he acabado de entenderlo, sobre todo en eso de sentir vergüenza de ser quien eres. ¿Por qué? ¿Porque te fuiste? Me gustaría saber más de ti. Tus motivos me son muy importantes. Recibe un cordial saludo.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu, justamente no había respondido este comentario como suelo hacer, porque no me parece sensato que nadie autoproclame sentir vergüenza de ser quien es, realmente no tengo ni idea de quién escribió estas palabras, que por una parte pueden ser muy halagüeñas para mi vanidad femenina y por otra contradictorias en los juicios que emite sobre su propio accionar.
Me alegraría que respondiera tus preguntas y siga abierto el debate.
Un abrazo y feliz descanso, eseraré para leer tu crónica sobre Jesús.

Joselu dijo...

¿Te has enterado, Yolanda, de las declaraciones de Silvio Rodríguez sobre la necesidad de cambio en la sociedad cubana. Creo que han sido silenciadas en Cuba pero despertaron el aplauso del público que estaba en la Casa de las Américas. Te dejo un enlace a la referencia que ha publicado El País SILVIO RODRÍGUEZ

Un abrazo.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Joselu: no encuentro una sola palabra en las declaraciones de Silvio que no comparta, ya te dije que él era uno de quiénes siempre ha estado dentro de la Revolución pero no con un discurso apologético. Y nada d elo que él dice se contrapone con lo que te he dicho de la necesaria perfección qu edebe acabar con burocratismo e ineficiencia.
Un abrazo

Jorge Bousoño dijo...

Hola YOLANDA!!!, que gusto saber que superaste el silencio provocado; ahora yo comparto ese status pero, espero que como vos se superen los desagravios.

No iba a comentar nada pero era difícil eludir tan excelente debate, y agrego un poema de mi modesta autoría:

CONCILIO

Timo
tergiverso
especulación
(se profana con dardos)

sed de venganza embriaga los sentidos
(agentes de la subasta de almas
acechan todo tiempo)

se supone que las nubes
protejan mi cabeza

se supone que con sus lluvias
resanen las grietas

(sin la sumisión que reside
entre claudica e impone
habrá un retorno para cordura
una cuna para razón).


[ElDuende] de AlasCUBA
http://alascuba.blogspot.com/

Jorge Bousoño dijo...

y este otro:

BITÁCORA DE MI PUPILA

Oleadas de pasado
salpican el contén

ruedan las cónicas

el ocaso adolece
con su nocturno lleno de surcos
y pasiones

hay aves que cada época arrancó
otras se arraigaron

a quien partió ..... pues ..... “mano franca”

(triste el que va
triste el que queda
para negarse a sí mismo)

tiempos de marejada fuerte
con tanta ráfaga de odio
de compra venta, corrupción

¡hola contén!

tal como tú:
amando.


__________________________

creo que son un buen complemento para este debate.

SLDS, Siempre, JB

Rol dijo...

Desde Argentina agradezco apasionadamente este debate.
Saludos
Rodrigo

"el Rubio" dijo...

Gracias a tod@s por el tono mantenido en este debate; en España, imagino que también en otros lugares, este tema despierta demasiadas bajas pasiones y, comúnmente poca o ninguna información de calidad.
Me llama la atención que al inicio de este intercambio de palabras ambos esteis de acuerdo en que Cuba no tiene que ser pobre. Ya, ni la mayoría de los países africanos o asiáticos, o del cono sur Americano tampoco merecen ser pobres; en realidad nadie merece serlo.
Los cubanos deseais nuevas oportunidades, que sin duda mereceis, pero sinceramente creo que abrir los brazos al capitalismo será, en el mejor de los casos, sueño de un día. Seguramente haya que cambiar muchas cosas, las que decidais los cubanos, pero es imprescindible tener presente que a día de hoy el modelo de organización cubano de producción-consumo-distribución, con todas sus posibles deficiencias, es sostenible ambientalmente. Lo paradójico es que, por ejemplo, un shock petrolero dejaría a los países ricos en una situación muy delicada, por no decir paupérrima, y para los pobres (y entre ellos Cuba) el impacto sería muchísimo menor. ¿Cómo va a echarse en falta algo que no se tiene?
Pero es que el nivel de consumo de occidente es ambientalmente insostenible (dicho de otro modo, tiene los días contados), y se mantiene bajo una estructura de expolio de recursos ajenos que no duda en utilizar el poderío bélico para perpetuarse; y no incluyo aquí exclusivamente a EE.UU. ¿Acaso el pueblo cubano quiere ese tipo de transición? Ya se que el pueblo cubano puede considerarse comparativamente pobre, pero en todo caso es pobreza, no indigencia, y es ética: vuestro modo de vida no está asentado en el control de recursos ajenos.
Desde luego que hacen falta bienes de consumo pero no es nada nuevo que la riqueza (la real, y menos aún el espejismo de la financiera) no es un adecuado indicador del bienestar de un pueblo.
Por último, es mi opinión que desde España no creo que haya autoridad moral para sugerir ni recomendar una determinada transición política a nadie. La transición española se ha vendido muy bien, pero no fue precisamente una transición modélica; fue más bien un cambiarlo todo para que nada cambie, y lo que desde luego no cambió fueron las esferas del poder económico. Por otra parte, me parece un error identificar la democracia con la partidocracia.
Un cordial saludo.

Animal de Fondo dijo...

Pues solamente decir que me ha encantado la intervención de "el rubio", así que me gustaría que nos dejara oír su voz más a menudo; esas palabras hacen falta y a veces parecen poco y no lo son.
¡Saludos a todos!

Yolanda Molina Pérez dijo...

Rol, Rubio y Francisco, agradezco sus opiniones...
Rol: sólo desde una posición de respeto y análisis abro este espacio para el debate de la realidad cubana, las ofensas y los peyorativos no están entre los vocablos que apruebo y es mucho lo que se habla en Cuba de la red, pero poco lo que refleja la realidad tal y como es, nunca me ha gustado edulcorar lo que sucede en esta isla, pero tampoco denigrarlo y especialmente abogo porque se nos permita decidir nuestro destino. Gracias por estar por aquí.

Rubio, comparto las palabras de Francisco, es bueno escuchar voces alejadas del extremismo y reflexivas, abiertas y respetuosas, será un placer tenerte con más frecuencia después de esa claridad de juicio que nos dejas ver.
Francisco:Eres de los que ha ganado con su constancia el derecho a sentir esta blog como propia agradezco que hayas respondido antes que yo, pues hoy hacía tres días que no me acercaba a la máquina, las niñas y yo tenemos un fuerte ataque gripal, me duele hasta la raíz del pelo.
Un abrazo para los tres...

Yolanda Molina Pérez dijo...

Jorge: Siempre los versos ofrecen un prisma diferente, gracias por compartirlos con nosotros, un abrazo.

Joselu dijo...

El rubio, está bien que no identifiques las partidocracia con la democracia, pero en tal caso Cuba con un único partido con el que no se permiten disensiones que no respeten lo fundamental (que haya un solo partido y no haya elecciones libres ni libertad de expresión) ¿es un modelo de democracia? También en un tiempo se enaltecía la URSS, y Rumanía y la RDA... Tal vez Corea del Norte te parezca un modelo de democracia o China, y pienses que desde España nadie tiene derecho a dar lecciones de democracia. Este argumento lo utiliza todo el mundo. Ese de descalificar al contrario porque no le ve con la altura moral o política para dar lecciones. ¿Y Guillermo Fariñas, un mercenario, un imbécil, un inadaptado, un preso
común? ¿Qué explicación le darás esta vez, el Rubio? ¡Cómo me recuerda Cuba la transición española? Un Movimiento Nacional enrocado y la realidad llamando a la puerta. Pues a los enrocados que no les quepa duda de que Cuba en diez años será plurar a pesar de que Raúl Castro prefiera que desaparezca. Un cordial saludo a todos, y me alegro por el tono del debate, respetuoso pero con contenido.

Animal de Fondo dijo...

Estoy un poco cansado, y escribo al tiempo que le ayudo a mi hijo con los deberes, así que perdonad si no me explico con la claridad que querría.
Primeramente, expresar mi alegría porque Joselu se esté "soltando el pelo". Veo que últimamente dices directamente lo que piensas, Joselu, y eso es muy sano; así que, por esa parte, felicidades.
En cuanto a las ideas que expresas, creo que pueden hacer mucho daño a algunas personas, así que me esforzaré en mostrar por qué me parecen falsas.
"Democracia" a efectos prácticos, significa que el pueblo determine las decisiones que se tomen para el gobierno del país, se logre esto de una u otra manera. Elegir a trescientos cincuenta diputados (o delegados) que no tienen en absoluto libertad de voto, como en occidente, sino que están obligados a votar en el sentido que su amo les indique, es una burla sarcástica a cualquier modelo teórico de representatividad. Por otra parte, nuestros sistemas y el de Cuba también difieren en cuanto a "Santa Rita, lo que se da no se quita". En nuestro caso, el pueblo no tiene capacidad ninguna de remover a sus representantes hagan lo que hagan y traicionen o no las convicciones que aparentaron defender. En Cuba, por lo que yo sé, esto no es así y quien te puso, te puede quitar.
Alguien pensará que al menos aquí puede elegirse libremente al "amo" de los diputados; que podrá presentarse cualquiera para ser elegido. Con campañas electorales en las que se gasta en propaganda millones y millones de euros, tú me dirás cómo puede presentarse alguien que no los tenga. Y como quien tiene los dineros es el que decide a quién se los da, en definitiva es quien decide también el que deberá gobernar. Todo el proceso de elegir es una pantomima.
Pero la diferencia sustancial entre el sistema político de Cuba y el de las "democracias" está en los ciudadanos: en Cuba, todo el mundo conoce las imperfecciones de su sistema y está claro en lo que está bien y lo que hay que mejorar o cambiar. En nuestras "democracias" todo el mundo ignora estas cosas y la mayoría cree que está aceptable lo que no tiene sostén lógico alguno y es simplemente el disfraz de una oligarquía. Nuestro retrato es la palabra alienación.
En fin, como siempre, vemos la paja en el ojo ajeno, sin dejarle libertad a ese ojo para que se la saque o no, e ignoramos la viga en el propio, con la que vivimos, como Don Gil de las calzas verdes, viendo solamente lo que queremos o podemos ver.
Saludos cordiales y, Yolanda, gracias por la hospitalidad.

Joselu dijo...

Animal de Fondo, primero un abrazo de amistad. Luego, si te gusta, un té calentito o una copa de ron habanero. En tercer lugar, no sé si es muy cierto que me esté soltando el pelo. Procuro en mi blog ser en cierta manera abierto para que el debate quede abierto a múltiples intervenciones desde puntos de vista divergentes que es lo que enriquece el debate. Este debate en este blog entrañable es un modelo de lo que debe ser una conversación entre puntos de vista distintos pero que comparten el deseo de alcanzar un mayor nivel de comprensión.

Tienes razón. No voy a defender el sistema cubano, pero sí voy a darte la razón sobre la pantomima que es el sistema político español con listas cerradas, con propaganda manipulada y sesgada que impide el acceso de nuevas formaciones al debate, ausencia de auténtica discusión de ideas, manipulación, etc. Ahora con la que está cayendo al PP con el asunto de la corrupción, veremos que están esperando ganar -sin méritos propios- para taparlo todo. Y aquí paz y después gloria. Tienes razón la democracia que vivimos en España es altamente imperfecta, tanto que no veo que pueda llamarse así. Gracias, Yolanda, por tu espacio de libertad. Un abrazo a todos.

"el Rubio" dijo...

Joselu, primero algunas
apreciaciones. La primera es que yo no he defendido ningún régimen político como modelo de democracia, ni España, ni Cuba, ni ningún otro. La segunda, del asunto Guillermo Fariñas no tengo conocimiento para emitir un juicio fundamentado. La tercera y última es una duda que me surge al leer tus dos últimos mensajes; si la democracia en España (y sobreentiendo que en occidente) es más formal que real (algo que comparto), ¿hacia qué tipo de pluralidad deseas tu que se dirija Cuba?
Tal como yo lo veo, el poder económico (y casi diría financiero) ha desbancado al poder político, y eso implica que los individuos hemos pasado de ciudadanos a simples consumidores o usuarios; este es un proceso iniciado por los seguidores del llamado imperialismo económico, con la pretensión de extender los principios de rentabilidad y eficacia, característicos de la economía neoclásica, al conjunto de las ciencias sociales.
La corrupción, tan extendida en el ámbito de la política, no solo nos vacía los bolsillos, sino que hace que el ciudadano se desvincule cada vez más de la política, dejando los resortes del poder en manos de poder económico.
La democracia participativa, en contraposición a la democracia representativa, implica la presencia activa de los sujetos sociales como forma de convertir sus demandas en voluntad política. Supone una posibilidad de participación ciudadana que trasciende el sistema de partidos políticoa, reconociendo de facto, la pluralidad de actores sociales. También implica la redefinición de nuevos espacios de participación, más allá de las citas electorales puntuales, mediante mecanismos como la consulta social, el derecho a la revocación de cargos electos, el referéndum, la iniciativa legislativa popular, etc. En definitiva, recrea una nueva cultura política en ruptura con el autoritarismo, el clientelismo político o la corrupción. Promoviendo con ello el impulso de procesos de transformación social orientados a la superación de las asimetrías sociales y el cambio en las tendencias de exclusión social creciente.
Para terminar, creo que la calidad de vida de las personas, y por tanto su bienestar, depende de la capacidad para elegir su modo de vida. Desde este punto de vista, la libertad como posibiiidad de actuación, como capacidad de decidir, como expresión de la eventualidad de participar, constituyen un valor en sí mismo que permite pensar en las personas como agentes y como fines del desarrollo, como sujetos de su propio futuro. Es por ello que defiendo que el futuro del pueblo cubano, como el de cualquier otro, esté realmente en sus manos, libre de ingerencias políticas y económicas bastardas e interesadas. Parafraseando a Eduardo Galeano, somos lo que hacemos, y sobre todo, lo que hacemos para cambiar lo que somos.
Perdonad la extensión del mensaje.
Salud.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Me agrada la libertad con que se vierten opiniones sobre el tema, si me sintiese un poco mejor tal vez opinara, pero por ahora sólo les digo que se pueden sentir como en casa y no limiten la extensión de sus mensajes...
un abrazo.

wells dijo...

Yolanda:

cuan ciega estas, pobre de ti, un dia seras arrastrada por la historia y esta bitacora no sera ni recordada, cuanta desinformacion para el que no vive en cuba arrojas en tus palabras, no asi para los cubanos que estando dentro y sin este instrumento que tan mal utilizas tu(internet) estan gracias a "radiobemba" mejor informados.

¿Eres parte de la corrupcion moral de la mayoria de los "afortunados" de la isla?
Parece que si.

Un dia sabras el verdadero significado de tus palabras, de tus mentiras, se que no me van a dejar mi comentario aca, lo se, pero me basta con habelo escrito.
eres patetica, son la gente como tu las que tienen a mi pueblo en la decadencia, pero no por siempre y eso, estoy seguro, tu lo sabes.

"el Rubio" dijo...

Estimado Wells.
Deberías caer en la cuenta de que tu tampoco serás recordado y mucho menos tus infecciosos insultos. Hablas de desinformación pero no aportas más que mala sangre a este debate, ¿dónde están tus argumentos? ¿O quizás es que tu eres uno de esos individuos que sacaba una buena tajada cuando Cuba era “la casa de putas” de EE.UU.? (Ruego disculpen las cubanas mis palabras, que no surgen de la fobia, pero si de la mala leche). Hablas de corrupción moral pero ¿en qué planeta vives?; porque en el que yo conozco la corrupción campa por doquier, y no moral precisamente. Por otra parte, ¿de qué moralidad me hablas?, ¿quizás de la pedófilo-cristiana?, ¿de la bélico-liberal?,… Algún día descubrirás, aunque por tus palabras sospecho que eso sólo pasará cuando estés en tu lecho de muerte, que lo que tu llamas decadencia no es sino resistencia. Y por favor, no te apropies de lo que llamas “tu pueblo”, porque suena a dictadorzuelo de poca monta. En todo caso, a buen seguro que lo que te cuento no es que lo sepas, es que ni siquiera lo imaginas.
Para finalizar, debo disculparme a todos y todas los que habéis intervenido educadamente en este foro. Perdonad mis palabras pero en este momento mi país pasa por momentos aciagos: el intento de procesamiento del juez Garzón por parte del Tribunal Supremo y a instancias de la ultraderecha española con el beneplácito de la derecha supuestamente democrática. ¿El delito cometido?, tratar de desenterrar a los miles de muertos republicanos que asesinaron los fascistas para darles un entierro digno, sin ni siquiera pretender sentar en el banquillo a nadie. Asesinatos que no solo tuvieron lugar durante la Guerra Civil, sino también una vez finalizado el conflicto (se estima que aproximadamente un millón de personas fueron fusiladas durante el régimen de terror instaurado tras la contienda, aunque las cifras reales nunca las conoceremos, la dictadura franquista fue muy pulcra eliminando todas las pruebas). Y las palabras de este personaje han colmado mi paciencia.
Te ruego Yolanda que elimines el mensaje de Wells y el mío. No por censura, sino por simple buen gusto.

wells dijo...

"el Rubio"...

Ni siquiera tienes el coraje de poner tu verdadero nombre y y te atreves a defender li indefendible.

Eres un caso.

La sociedad civil cubana esta en decadencia, los valores se perdieron hace ya mucho y gente como tu los apuntala con alfileres.
No da para mucho tu comentario, a mas generas lástima.

y no vuelvas a decirme estimado

Yolanda Molina Pérez dijo...

Lamento mucho que el buen tono de este debate se perdiera, crecí oyendo a mi madre decir que quien debía proferir ofensas en una discusión, sólo mostraba su falta de argumentos. Otra enseñanza de esa época me recuerda que cuando alguien no puede usar tu mismo lenguaje descender al de él o ella es un acto de degradación moral.
Blasfemar y lanzar improperios es algo que se aprende muy temprano, especialmente si hay adultos necios alrededor como para enseñarlo y permitirlo a pensar muchos mueren sin lograrlo.
No obstante Wells, tus palabras tendrán mi atención, por respeto a los otros lectores que tiene esta bitácora, con la que no quiero ni pretendo ser recordada, me bastará con que mis hijas si no llego a conocer mis nietos sepan salvarme, con las anécdotas que algunos amigos guarden en su memoria, con la tía Yolandita evocada fugazmente por los sobrinos de sangre y los de afecto, y si aún nada de esto llegara a pasar, me conformaré con saber que no habrá personas que puedan probar que mis palabras las acusaron sobre la base del odio y no de los hechos.
Tal vez te asista la razón y puedo estar desinformada, pero no sobre la realidad cubana, esa que vivo día a día, trabajando, criando a mis hijas y tratando de encontrarme entre las personas que ponemos nuestro aporte a la sociedad.
El uso que hago de internet no creo que sea algo que tu paso por esta blog pueda juzgar, ni tampoco mi condición de corrupta ¿tienes idea de cuánto conocimiento de causa hace falta para emitir juicios de esa índole?
Quien no sabe el valor de las palabras es quien resulta verdaderamente patético.
No espero que todos los que visiten este espacio por demás personal estén de acuerdo con lo que pienso, pero si espero el respeto, y especialmente me molestan las groserías.
Para quienes deseen conocer mi prisma sobre la realidad cubana, si a alguien interesa, no tengo objeción en mostrar mis puntos de vista pero quienes opinen que los cubanos somos un pueblo decadente, realmente no merecen mi atención, no para quienes se crean capaces de mirarnos por encima del hombro, con lástima enfermiza.
Agradecería que si aún le queda un mínimo de consideración por la voluntad ajena que no vuelva a dejar comentarios ofensivos en esta blog, si su frustración requiere de catarsis creo que puede encontrar espacios más propicios.
Como puede ver no tengo habilitada la moderación de comentarios porque hasta el momento me jactaba de haber hecho cumplir la máxima según al cual el respeto genera una conducta similar. Sigo dejando este espacio abierto porque apelo a su ética.
Adiós.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Rubio: no eliminaré los comentarios, no estos al menos, porque el tuyo aporta elementos valiosos a mi juicio y no gastes gentilezas con quien no las merece que el Sr ¿o sra Wells? (porque su perfil no lo aclara) no debe incluise en ninguna lista de estimación más que alguna en la que se considere incluir a las personas que destaquen por la incapacidad de polemizar sobre posiciones de raciocinio.
Un saludo.

wells dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Yolanda Molina Pérez dijo...

A partir de este momento queda habilitada la moderación de comentarios en esta blog, que es mi parcela dentro del ciberespacio, algo así como nuestra casa en el planeta Tierra, un espacio personal que nos agenciamos y en el cual intentamos estar a gusto, que no quiere decir que todos hagan nuestro gusto, Wells siempre me han molestado las personas que presuponen que vivir en Cuba, nos hace estúpidos o marionetas, es un pensamiento tan infantil, como irascible.
No voy a ofrecerle explicaciones a alguien que optó por irse del país, tal vez si se hubiese quedado y fomentado un pensamiento político, económico y social de mayor alcance y plataforma que el que sostiene actualmente el país, quizás usted merecería no sólo mi atención, sino mi admiración....
Hay tolerancia en Cuba hacia la corrupción y del tema he hablado en varios post, pero de ahí a denigrar un pueblo hay un largo trecho que sólo se acorta si no hay una genuina identificación personal y afectiva con los ofendidos.
Me precio de saberme como periodista trabajadora política, consciente de mi papel en la sociedad cubana actual, no como emigrante que tira la piedra sobre tejado de vidrio del vecino, sino como la propia piedra que se tira a si misma y corre el riesgo de zigzaguear y hasta perder la forma inicial pero hacer su propio camino, parafraseando a Chaplin No quiero renunciar a la deliciosa libertad de equivocarme, no si eso significa que puedo defender mis puntos de vista aunque a otros le parezcan dudosos y hacerlo sin que se me acuse de corrupta o mentirosa, supongamos que tengo un juicio errado eso no me convierte en malintencionada....
Hago un mejor uso de internet que aquel que aún no suma 10 visualizaciones de su perfil en casi un año de navegación, acertada o no tengo mi voz y le estoy concediendo el beneficio de la duda que es mucho más de lo que usted merece, en mi modesta opinión, atendiendo a que mi blog recibe más visitas de Cuba que de cualquier otro país supongo que cuento con algunos lectores intrafronteras, si usted fuese capaz de entender que las personas no representamos, sino somos, tal vez podríamos intercambiar opiniones ,pero por el momento estoy en condiciones de impedirle que en este espacio me ofenda, y lo hago a sabiendas de que hay ocasiones en que tratando de poner coto a algún problema creamos otro mayor, curiosamente es alguien que cuestiona nuestra libertad, con su irrespeto quien me hace levantar la bandera de la censura.
Un nuevo Adiós y espero que definitivo.